Guadalajara.- Siete reos del Reclusorio de Sentenciados del complejo penitenciario de Puente Grande, Jalisco, murieron y nueve sufrieron lesiones que obligaron a su traslado a hospitales de Guadalajara, debido a un ataque de un grupo de prisioneros armados, informaron autoridades estatales.

José Antonio Pérez Juárez, director de los reclusorios jaliscienses dijo que las agresiones ocurrieron cuando recién había terminado una contienda de béisbol, “porque en el centro tenemos actividades deportivas en forma permanente y organizada y fue el caso”, pero aclaró que los agresores no participaron en el encuentro amistoso.

Pérez Juárez narró que él, junto con su grupo de seguridad recorría en ese momento el Reclusorio de Sentenciados a fin de verificar el cerco sanitario instalado para prevenir contagios de Coronavirus en el penal, cuando escuchó un disparo. 

Descartan motín

Afirmó que de inmediato tomó medidas para resguardar a personal administrativo, dio parte al director de Seguridad Pública de Jalisco, Juan Bosco y negó que lo ocurrido fuera un disturbio, un motín o un enfrentamiento contra los custodios.

Fueron movilizados hacia la prisión agentes de la Fiscalía del Estado, policías estatales y personal de la Guardia Nacional y del Ejército Mexicano.