Amatlán.- Ayer rindió su declaración preparatoria el presunto partícipe del secuestro de la joven Natalia Olvera Ross, quien prácticamente ratificó lo declarado ante el fiscal norte del Ministerio, en donde argumentó que a él lo mandaron a recoger la camioneta en Plaza Valle, en donde la familia de la víctima había dejado $120 mil pesos producto del pago del rescate.

Se trata del taxista de Orizaba, Armando López García, de 46 años, con domicilio en la calle Magnolia, número 18, de la colonia Santa Catarina, de Río Blanco, quien al ser presentado en la rejilla de prácticas, reconoció ante el juez primero de primera instancia, que a él le ordenó la joven Grecia recoger una camioneta de Plaza Valle.

Dijo que no sabía nada de que tenían secuestrada a la joven cordobesa, motivo por el cual, pensó que se trataba de un “servicio normal” el ir a recoger un vehículo, ya que dijo conocer a la señorita Grecia y a Sol, quienes fueron las que le indicaron recoger la unidad.

Como se recordará los sucesos ocurrieron el jueves 11 de octubre, cuando Natalia Olvera Ross, fue secuestrada en la avenida 37 “A” calles 34 y 36 de Nuevo Córdoba, donde con lujo de violencia la subieron a un automóvil volkswagen Passat azul y solicitaron un rescate de $500 mil pesos.

La mamá de la afectada, Luz Martha Ross, recibió llamadas telefónicas de los secuestradores, quienes le indicaron que mantenían cautiva a su hija, y que si la quería ver nuevamente, tenía que dejar a las 23:00 horas, su camioneta marca Chevrolet, Captiva, gris, placas TXD 54-90, en el estacionamiento de Plaza Valle de Orizaba, en el área de discapacitados.

Los malhechores ordenaron a la mujer dejar el vehículo con los seguros y las ventanas abiertas, así como el dinero en el interior de la guantera, y las llaves en el asiento del conductor, además del ticket del estacionamiento.

Un Policía municipal vestido de civil, estacionó la camioneta en el lugar señalado y aparen temente abandonó el sitio, subiéndose a la unidad Armando López García, quien fue aprehendido por policías, señalando en interrogatorios además cómplices del ilícito que lograron darse a la fuga a pesar del operativo implementado para su captura.

Finalmente, familiares de Natalia recibieron una llamada en donde les indicaban que la joven había sido dejada por sus plagiarios a las afueras de la clínica “Puerta Grande”, ubicada sobre la carretera que conduce a Santa Ana Atzacan, lugar donde fue localizada por la Policía con vida.

El juez penal decidirá la situación jurídica del detenido, una vez que se agoten las actuaciones legales correspondientes, en tanto, el detenido se encuentra recluido en el penal de La Toma, acusado del delito de privación ilegal de la libertad.

 

Eleuterio Espinoza BenÍtez

EL BUEN TONO