• Pobladores exigen limpiarlos
  • Residentes arrojan sus desechos a los cuerpos de agua y dañan el medio ambiente.
  • En Chocamán los afluentes en lugar de ser un atractivo natural, constituyen un foco de contaminación y riesgo para los ciudadanos.

Chocamán.- Pobladores solicitaron el saneamiento de los ríos del municipio que se encuentran contaminados y convertidos en basureros a cielo abieto.
La mayoría de los afluentes de la localidad ya de aguas negras, sin que las autoridades locales hagan algo para resolver el problema, añadieron los inconformes.
Precisaron que uno de los que presenta un mayor grado de contaminación es el que corre paralelo a la avenida Vicente Guerrero, de donde emanan olores fétidos, además que la presencia de desechos atrae fauna nociva a la zona.
En su trayecto se encuentran desde rosticerías hasta consultorios médicos; pero el municipio carece de plantas de tratamientos de aguas residurales, indicaron.
Durante un recorrido por los cuerpos de agua se pudo observar que en su cauce arrastran envases de plástico, trozos de ropa, pañales y bolsas de basura, que las personas arrojan para evitar el pago por el servicio de limpia pública.
“Los arroyos ya no son un atractivo como antes, sino un foco de contaminación e infección, más de una persona se enfermó por la peste, pero nuestras autoridades no hacen nada”, denunció un comerciante de la localidad.