• De llegar a proceder la denuncia de la abogada Erika Carrillo se iniciaría el proceso de desafuero para Igor Rojí.

ORIZABA.- El alcalde priista Igor Rojí López podría tener contados sus días frente al ayuntamiento de Orizaba, pues de proceder la denuncia presentada por la abogada Erika Carrillo Alvarado, la Fiscalía solicitaría al Congreso Local su desafuero.
La abogada informó que ya solicitó a la Fiscalía Especializada en Desaparición de Personas sacar los datos de prueba de la denuncia que obra en la Fiscalía y se integre una nueva Carpeta de Investigación.
Además, también deberá abrirse una nueva carpeta de investigación en la Fiscalía Especializada en contra de Servidores Públicos, pues están implicados policías y el alcalde.
“El alcalde goza de la figura de lo que es el fuero, se tiene que hacer un trámite paralelo para que el Congreso Local de acuerdo a la Ley 566 de Juicio Político, autorice el desafuero y se pueda llevar al proceso penal”, afirmó.
La abogada recordó que la semana pasada acudió a realizar una diligencia mercantil como apoderada de la copropietaria de la Gasolinera Cerritos de Orizaba, Valia Rojí Pereda, para que se cumplieran medidas de aseguramiento decretadas por el Juzgado Segundo de Primera Instancia.
Sin embargo, denunció, con todo el abuso de poder el alcalde le ordenó a su policía detenerla de manera ilegal.
La abogada fue puesta a disposición de la Fiscalía General del Estado (FGE) para determinar su situación, sin embargo, se conoció que presentó denuncia contra el alcalde Igor Rojí López por presunta desaparición forzada y abuso de autoridad.