Se pudo apreciar durante la mañana de este viernes 27 de diciembre que el mar se contrajo en playas de Veracruz y Boca del Río. 

Este fenómeno natural que se observa en playas de la zona conurbada, debido a la alineación astronómica del sol, la tierra y luna, lo que permite mareas más fuertes, provocando que se aleje unos metros el agua de la playa. 

Esto no es un augurio de tsunami, al contrario se vuelve un atractivo para los visitantes, quienes pueden observar el ecosistema marino más de cerca.