Orizaba.- Un corto circuito en la instalación eléctrica hizo que una casa que se ubica en la colonia Rafael Alvarado, se incendiara y diversos muebles, ropa y enseres domésticos quedaran reducidos a cenizas, aunque afortunadamente personal de la dirección de Protección Civil y de Bomberos lograron sofocar este voraz incendio, el cual no dejó lesionados ni víctimas que lamentar, por lo que una vez controlado el siniestro los cuerpos de rescate se retiraron del lugar, en tanto familiares y amigos apoyan a los habitantes de la vivienda que perdieron todo en el siniestro.

Para más información, adquiera el día de mañana su periódico El Buen Tono.