En lugar de desaparecer el Fondo para el Cambio Climático, el Senado de la República debería fortalecer este instrumento de financiamiento para que México pueda seguir captando recursos internacionales y trabajar desde lo local en medidas de adaptación, con el fin de reducir la vulnerabilidad de las comunidades y cumplir con las metas planteadas en el Acuerdo de París.

En el Foro Virtual “La Importancia del Fondo para el Cambio Climático”, Sandra Guzmán, coordinadora de la Agenda Internacional del Grupo de Financiamiento Climático para América Latina y El Caribe (GFLAC), advirtió que en la propuesta de Presupuesto de Egresos 2021, sólo se contempla invertir 1.1 por ciento de los recursos en acciones vinculadas al calentamiento global.