Madrid.- Parecía que el Galatasaray había logrado su intención de bajarle los decibeles al partido y meter al Real Madrid en un ritmo semilento cuando un estruendoso y relampagueante pase de  Mesut Özil bastó para romper con el partido y ponerlo todo del lado merengue.

El creativo jugador alemán filtró el esférico entre el espacio que dejaron Eboué y Kaya para la aparición de Cristiano Ronaldo, quien recibió y se acomodó el balón al mismo tiempo para retar a Muslera, quien salió y se vio superado por la vaselina con la que el portugués definió el primer tanto del partido a los nueve minutos.

Fue una subida del sorpresivo Michale Essien la que provocó el segundo tanto con un centro a la zona de Eboué y Kaya que no fue despejado y quedó en las piernas de Benzema, quien fusiló a Muslera y comenzó a encaminar la eliminatoria cuando apenas había transcurrido media hora de la misma.

Para el minuto  73’ Xabi Alonso cobró una falta por sector izquierdo y le puso un “bombón” al argentino recién ingresado para que rematara a placer y pusiera la pelota lejos del portero uruguayo del Galatasaray y de paso un 3-0 que prácticamente sentencia la eliminatoria y pone el Madrid con un pie en las Semifinales.

Será el próximo martes 9 de abril cuando Real Madrid pague la visita al Galatasaray con la intención de finiquitar la eliminatoria y esperar el sorteo de la antesala de la Final.

AGENCIA