ads

CDMX.- El dirigente nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, dijo que si no gusta que sea el Inegi la institución que mida la concentración de riqueza en el país, entonces que lo haga el Banco de México, el caso es no dejar ya de medir las grandes fortunas. 

“Si no quieren que sea el Inegi, yo creo que el Banco de México, pero lo que ya no podemos es dejar de medir la concentración de la riqueza, las grandes fortunas y no puede seguir siendo medida sólo por las publicaciones de Forbes o por las revistas del corazón, que dan cuenta de las bodas, de los lujos, no”, afirmó. 

Ramírez Cuéllar participó en el webinar “¿Y después del Covid-19, qué?”, que organizó la Concamín y el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico A.C (IDIC). Ahí expresó que si bien el Inegi ya realiza encuestas de ingreso-gasto, mide el bienestar de manera subjetiva, incluso, mide actualmente las características de los ingresos de la clase media. 

“Lo que queremos (…) es que tenga un mandato constitucional y es un mandato constitucional para darle fuerza a un fenómeno que está generando muchísima inestabilidad, rompimiento de sociedades enteras, una gran perturbación en los sistemas democráticos, que es el problema de la desigualdad y que es el de la concentración de las riquezas y de las grandes fortunas”, expuso. 

Insistió en que no se trata de que la autoridad que se designe para medir la riqueza, entre a las casas, tampoco de que se den a conocer los patrimonios de cada familiar, es simple y sencillamente hacer lo que el Coneval ya lleva a cabo: hacer un diagnóstico y derivar en conclusiones. 

“Poder tener acceso a las cuentas del SAT y las bases de datos, de tal manera que a partir de sus conclusiones podamos determinar políticas públicas, para reducir la gran desigualdad que en estos momentos existe en nuestro país”, indicó. 

Ramírez Cuéllar mencionó que urge establecer canales de diálogo en el país, porque no se puede continuar con una fragmentación de iniciativas. 

ads