Córdoba.- El campo cafetalero tiene avances buenos, gracias a las uniones de caficultores que se esfuerzan en continuar impulsándolo; sin embargo, aún persiste con la falta de recursos para este sector, debido a que siguen siendo insuficientes para el campo del aromático.

El presidente de la Unión Estatal de Caficultores, José Julio Espinoza Morales nombró que durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto, el sector cafetalero tuvo avances, pero por parte de la participación de las organizaciones.

Asimismo, dijo que hay un gran empuje en poder consolidar un nuevo organismo, precisamente para que les ayude a reforzar y que tengan presupuestos multianuales para tener cierta autonomía de la cabeza del sector como Sagarpa.

Espinoza Morales indicó que es muy importante que la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) en cuanto al tema del café, que tenga recursos propios, autonomía y que tenga a su alcance los institutos de investigación y académicos para poder avanzar más rápido.

“Quizás hablar del Amecafé para muchos resulta muy romántico el tema que fuera algo muy grande, pero al final concluyó en que era un aparato burocrático demasiado costoso para el Gobierno y por el transcurso del tiempo este llega a ser una estructura que fue difícil de mantener”, explicó.

Asimismo, dijo que quizá no el Amecafé, pero sí un órgano que tenga facultades e integre bien un plan de desarrollo para la caficultura y lo lleve a cabo con éxito, ya que es necesario para este sector.

“Nosotros hacemos intentos, pero al final sí han quedado pendientes y no sólo por el Gobierno de Peña Nieto si no con la Legislatura actual, a nivel Federal, el Senado, por lo que se espera que al final del sexenio se tenga con éxito un Instituto para el apoyo del café”, externó.