Acatlán de Pérez Figueroa.- Las fiscalías de Veracruz y Oaxaca mantienen investigaciones por el atentado a la familia Garibay Moreno, de Lázaro Cárdenas, donde dos menores de edad de cuatro y siete años murieron; en tanto que su abuelo y madre permanecen graves internados en un hospital de Tierra Blanca.

Pobladores de la comunidad condenaron el doble asesinato y a través de las redes sociales exigieron justicia para resolver el crimen y llevar a prisión a los responsables.

Las víctimas son un niño de cuatro años de edad y su hermana de siete años, ambos viajaban con su abuelo y su madre de 24 años, hacia su vivienda después de visitar a unos parientes en un lugar cercano.

*el tip
Operativos
La búsqueda de los agresores se centró anteanoche en toda la región y ayer, las corporaciones policiacas redoblaron operativos con el objetivo de capturarlos.  

Detectives de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) del grupo Acatlán y la Policía Ministerial de Tierra Blanca revisaron la escena del crimen en busca de evidencias que sirvan para reconocer a los asesinos.

Informes extraoficiales señalan que el atentado fue cometido por sujetos que viajaban en una camioneta y una motocicleta, datos que hasta anoche no habían sido confirmados por las autoridades.

Las víctimas fueron reconocidas como María de Jesús e Iker Antonio.

La desgracia ocurrió anteanoche, cuando las víctimas viajaban en una motocicleta hacia su vivienda en Lázaro Cárdenas.

En el lindero entre Veracruz y Oaxaca, frente a Paso Bobo, individuos que viajaba en una moto y una camioneta, dispararon contra la familia, después de marcarles el alto.

Los hermanos Iker y María de Jesús fueron auxiliados y con signos de vida trasladados al hospital en Tierra Blanca donde murieron por complicaciones en su salud. El resto de la familia continúa grave internado en un nosocomio tierrabanquense.