Orizaba.- El regidor quinto del Ayuntamiento de Orizaba, Francisco José Aguilar Ramírez, denunció que las iguanas y los patos de la Reserva Animal en la ribera del río Orizaba son alimentados con comida en mal estado y esa situación es responsabilidad de la titular de la Unidad de Manejo Ambiental, Mayra de la Vega Aduna, protegida del alcalde Igor Rojí. 

Durante el primer recorrido que hizo ayer por la mañana, “por lo regular se hacen en la tarde-noche”, el funcionario notó que los alimentos se veían marchitos tanto la flor de calabaza como el plátano, prácticamente en malas condiciones, por ello, solicitará que el alimento sea vigilado o que sea de una mejor calidad.

También comentó que a pesar de que las condiciones de la Reserva Animal, a cargo de la Unidad de Manejo Ambiental, no son las más optimas, se cumple con lo necesario aunque existen varias observaciones, entre ellas, el agua estancada no de uno ni dos, sino de varios días, en el área donde se encuentran los patos y los gansos, así como con los mapaches.

Aguilar Ramírez, dijo que ha solicitado los gastos de la Reserva Animal, por escrito, al Tesorero Municipal y no le han dado respuesta, de esto lleva más de dos meses y dos veces también ha pedido el reporte del estado de salud de los animales directamente a la encargada, pero la respuesta tajante es que sólo están bien, sin darle mayores detalles.

Cabe mencionar que el regidor quinto del Ayuntamiento de Orizaba, emanado del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), en el Cabildo del 15 de agosto pasado hizo la advertencia que si para el Cabildo del 15 de septiembre no se le entrega el presupuesto destinado o gasto corriente de la UMA, votaría contra la aprobación de estados financieros y hasta la fecha no lo tiene.

Patos invadidos por ratas 

El nulo trabajo de limpieza en la Reserva Animal, que tiene a su cargo la Unidad de Manejo Ambiental, de Mayra de la Vega Aduna, quedó en evidencia luego de que en el interior de la jaula de los patos se encontrara una plaga de ratas.

De todos tamaños, las ratas que se encontraban hasta debajo de las piedras recorrían el interior donde se encontraban los patos en más de una ocasión, incluso algunas se dispersaban en jaulas aledañas y todo debido a las pésimas condiciones de limpieza.

De acuerdo al regidor  Francisco José Aguilar Ramírez, la Unidad de Manejo Ambiental ya cuenta con más personal para la Reserva Animal, conocida también como Paseo del río Orizaba, hecho que se debió a las presiones de la ciudadanía por diversos problemas con algunos animales.

De este hecho, hay que señalar que Rojí López tiene ciertos pactos con Mayra de la Vega, a quien no ha podido remover por falta de capacidad para operar un área de la cual desconoce completamente, pues no es médico veterinario zootecnista ni tiene relación alguna con el tema.