ads

Más de 300 legisladores de 24 países pidieron al Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) que cancelen la deuda de las naciones de“bajos ingresos” como una respuesta a la crisis global de la COVID-19. Asimismo, solicitaron un apoyo financiero para evitar el colapso económico global.

El movimiento es liderado por el Senador estadounidense Bernie Sanders y el representante Ilhan Omar, demócrata de Minnesota.

“Lo que nos muestra esta crisis es que tenemos que actuar como una comunidad global, realmente estamos todos juntos en esto. Eso significa proteger a los más vulnerables entre nosotros ”,  dijo Sanders en un comunicado.

ads