Córdoba.- Panistas de la ciudad de Córdoba, demostraron el pasado domingo que han convertido a su partido en una vendimia de mercado, ya que se vieron movilizaciones tanto para Mancha como para El Chapo, y el verdadero triunfador de esa sucia contienda es la corrupción.

Sin duda sus fundadores deben estar retorciéndose en sus tumbas, al ver la porquería en que está convertido ya ese partido, comentaron paseantes.

Panistas desilusionados dijeron que el PAN de Córdoba sólo cuenta con una mayoría de miembros activos que se dejan comprar y acarrear por “operadores”, que así es como se hacen llamar, entre ellos Serralde, Gerezano, y hasta la “Martina” con todo y sus “músculos”, esos que trae de adorno, que anduvo cuidando la “elección”.

Para los ciudadanos entrevistados, la elección panista en Córdoba, en realidad fue una venta de mercado, pagando hasta 4 mil pesos por el voto, lo bueno es que ese partido aquí ya está anulado, dijeron, porque ni la Alcaldesa tuvo el control con los panistas del Ayuntamiento a quienes exigieron foto de su voto para Mancha o si no serían despedidos.

López y su comitiva apoyaban a Mancha perteneciente al grupo de Miguel Ángel Yunes, que se quedó sin el respaldo de su partido.

Los panistas aseguran que con esta derrota también se cayó la candidatura a la alcaldía de Córdoba, que ya la sentía controlada la Alcaldesa, que cabe recordar fue Mancha quien la apoyó para lograr la Presidencia municipal que hoy dirige.

“Hoy (ayer) despidieron a tres trabajadores, que apoyaron de manera abierta a Joaquín Guzmán, pero sabemos que habrá más, porque la Alcaldesa está muy enojada” dijo uno de los trabajadores.

“Con la persecución a Yunes y su gente por corruptos, la huida de Winckler, pero sobre todo la expulsión de Mancha de la dirigencia estatal, se quedaron sin padrinos que los apoyen, así que ahora o se alinean y trabajan para Córdoba y no para sus intereses partidistas o los que siguen serán ellos”, aseguró el panista entrevistado.