ElBuenTono

Nogales.- Habitantes de El Encinar, víctimas de la barrancada de 2003, temen que como consecuencia del retraso de Pemex, no se culmine al 100 por ciento el dragado de la presa retenedora de sólidos El Infiernillo antes de la temporada de lluvias.

Tal obra preventiva es clave para la seguridad de 60 mil habitantes asentados en zonas de riesgo  como las colonias El Cerrito, Lázaro Cárdenas, López Arias y otras de Nogales, pero también para población vulnerable de Ciudad Mendoza y Huiloapan, destacaron.

La incertidumbre se debe, explicaron a que aunque el dragado inició desde los primeros días de febrero con la meta de extraer 90 mil metros cúbicos de material pétreo hasta mayo, los trabajos se suspendieron por el incumplimiento de Pemex de prestar la maquinaría.

“Nos enteramos que apenas se retomaron los trabajos de limpieza y nuestra preocupación es que se perdió tiempo y las lluvias ya comenzaron, esa presa retenedora estaba saturada al 100 por ciento y la cuestión aquí es  si estará en las condiciones necesarias para evitar barrancadas”,  expusieron.

AmoramarMx Superiberia