“Estamos aquí para quedarnos”, aseguró el sábado Vanessa Pappas, responsable de la rama estadounidense de la popular aplicación TikTok, luego de que el presidente Donald Trump anunciara que prohibiría a la empresa de origen chino la actividad en su país.

Hemos escuchado su creciente apoyo y queremos agradecerles. No tenemos planes de irnos. Estamos aquí para quedarnos. ¡Sigan haciendo oír su voz y sigan apoyando a TikTok!”, insistió en un video publicado en la aplicación y destinado a calmar a los usuarios preocupados.

Esta reacción tiene lugar luego de que el diario The New York Times señalara el sábado que ByteDance, la empresa matriz china de TikTok, ha ofrecido vender la rama estadounidense como pretende el gobierno de Estados Unidos, en su recelo por proteger datos reservados.