ads

LONDRES.- Como si se tratara de una maldición sobre los Juegos Olímpicos de Tokio. Luego de anunciar la nueva fecha de inicio hasta el 23 de julio de 2021, debido al aplazamiento por la pandemia del Coronavirus, surge una nueva polémica que vuelve a golpear de lleno a la capital japonés después de que aparecieron nuevas informaciones que hablan de un supuesto soborno en el horizonte del Comité Organizador de la cita olímpica.

De acuerdo a la agencia de noticias Reuters, Haruyuki Takahashi, empresario japonés vinculado a la oficina de publicidad Dentsu Inc., habría recibido 8.2 millones de dólares del comité de la candidatura de Tokio. 

Fue Takahashi quien reveló a Reuters que su trabajo consistía en presionar a miembros del Comité Olímpico Internacional como Lamine Diack, expresidente de la IAAF. El empresario japonés asegura que le hizo varios regalos como cámaras de fotos y relojes. “Eran regalos baratos”, asegura el empresario japonés, que aparece en la información como el gran receptor de dinero por parte de la candidatura de Tokio y que terminó ocupando un puesto en el comité organizador de los Juegos.

ads