CDMX.- Emilio Lozoya Austin llegó cerca de las 0:43 h de este viernes a la Ciudad de México, extraditado de España.

La Fiscalía General de la República afirmó en un comunicado que le aplicó a Lozoya Austin el protocolo correspondiente en el que el Ministerio Público Federal le leyó sus derechos y le informó que se le estaban ejecutando órdenes de aprehensión por los casos Agronitrogenados y Odebrecht.

De acuerdo con el perito médico de la FGR, tras una revisión física y médica del extraditado, se le encontró anemia desarrollada y problemas sensibles en el esófago, así como una debilidad general en toda su salud, por lo que propuso su hospitalización.

La FGR señaló que la familia de Emilio Lozoya pidió que un médico particular le hiciera una revisión, en la que encontró los mismos síntomas.

Posteriormente, el Ministerio Público Federal ordenó su traslado a un hospital, donde permanecerá en calidad de detenido bajo estricta vigilancia policíaca.

“La representación social federal comunicó lo anterior a los jueces de ambos casos, quedando en espera de su determinación sobre las fechas para las audiencias correspondientes”, agregó la FGR.

Tras ser revisado por personal médico de la Fiscalía General de la República (FGR) a su llegada a la Ciudad de México, Emilio Lozoya fue trasladado al Reclusorio  Norte.

A las 3:58 h, tiempo del centro de México, salió el convoy que trasladó al exdirector de Pemex del AICM al Reclusorio Norte.

A las 4:44 h, el convoy ingresó a la aduana.

Tras los trámites correspondientes, que incluyen protocolos de Derechos Humanos y de salud, se dará aviso a los jueces de Control para que señalen fecha y hora de las audiencias iniciales.

Al exdirector general de Pemex se le acusa de asociación delictuosa, operaciones con recursos ilícitos y cohecho.