Nuevas directrices de la Casa Blanca delinean una restauración gradual del comercio y los servicios, pero únicamente en sitios con gran cantidad de pruebas y un declive en el número de casos de COVID-19.

El Presidente Donald Trump presentó el jueves los planes de su Gobierno para relajar los requerimientos de distanciamiento social, durante una conferencia telefónica con los gobernadores del país.

Las nuevas medidas tienen el objetivo de despejar el camino para levantar las restricciones en zonas de baja transmisión del coronavirus, y mantenerlas vigentes en áreas más afectadas.