Las empresas de Estados Unidos podrán seguir haciendo negocios con el fabricante chino Huawei por lo menos hasta febrero, después de que el Gobierno del Presidente Donald Trump extendiese este lunes por segunda vez la moratoria decretada en mayo.

La Administración Trump anunció por primera vez la prohibición a las empresas de EU de mantener vínculos comerciales con Huawei en mayo de este año, pero desde entonces ya había decretado dos moratorias a esa decisión, a las que se suma la de este lunes, cuando vencía la decretada en agosto.

El Ejecutivo estadounidense recela de los vínculos de la empresa con el Gobierno de China y asegura tener sospechas de que Huawei podría usar sus teléfonos móviles y otros equipos tecnológicos para espiar en el extranjero y facilitar la información a los dirigentes del país asiático.