El espectáculo de la lluvia anual de meteoros de las perseidas alcanzará su pico con la mayor cantidad de meteoros desde las primeras horas del 11 de agosto, así como el 12 y el 13, aunque, esto coincide con una luna brillante que puede mermar su visibilidad.

El fenómeno será visible en México, Centroamérica, Estados Unidos y todo el Hemisferio Norte. El momento de mayor visibilidad serán las madrugadas del 12 y 13 de agosto, pues se prevé que alcance una intensidad de 180 meteoros por minuto.