La Navidad
  • De naturaleza política
  • Por: Enrique Aranda / columnista

Entre el semáforo rojo y la (engañosa) ley seca, ¡ésta!
 Ahora sí que ni la (creciente) curva de contagios —un millón 19,543 hasta ayer— acaba de ser aplanada ni la pandemia, que “le vino como anillo al dedo…” a la 4T, acaba de ser domada y, ya, la sociedad lamenta la muerte de 100,823 de los suyos —según cifras oficiales, que conste—, mientras la autoridad insiste en el “éxito” de la estrategia implementada para contenerla y Andrés Manuel López Obrador confirma su rechazo a adoptar la medida preventiva más simple —el uso del cubrebocas— y ratifica al fracasado Hugo López-Gatell al frente de la misma…
Ocho meses exactos después del registro (oficial) del primer deceso a causa del Coronavirus, el gobierno y los suyos mantienen su resistencia no sólo a modificar la política definida sino, incluso, a escuchar siquiera opiniones divergentes —la de media docena de ex secretarios de Salud, entre otras— de su particular lectura “de la realidad” y sí, en contraste, dan pasos acelerados en el posicionamiento retórico, particularmente entre las clases menos favorecidas, de la “verdad oficial”, según la cual lo peor de la crisis es cosa del pasado y lo que viene, un rebrote que está a la vista ya en la mitad del territorio, no es más que propaganda antigubernamental.
Instalado ya entre las diez naciones del orbe con un mayor número de casos positivos y en el Top 5 en lo que a número de muertos refiere México, su gobierno parece llamado a replantear su estrategia: incrementar de manera drástica el número de pruebas y el seguimiento puntual de contagiados seguros y posibles, adoptar medidas de (indeseable) restricción social que permitan contener el activismo y movilidad de amplios sectores, abonar en una política de coordinación con los estados para optimizar el uso de recursos disponibles y más, mucho más. Asumir responsablemente el asunto antes que cualquier otra cuestión, diría alguno.
Innecesario, creemos, hablar de que la salud pública no es un asunto “intrascendente”. ¿O sí, Doctor Muerte?
 
ASTERISCOS

  • Como nunca antes, politólogos y analistas del ámbito militar darán puntual seguimiento al mensaje que hoy, a nombre de los tres Poderes, con motivo del inicio de la Revolución, emitirá el general Cresencio Sandoval. Cualquier alusión al caso Cienfuegos y la supuesta presión —no ordenada ni conocida por él— al Ejecutivo para forzar lo que ha ocurrido, será revelador…
  • Innegable ya, tras la difusión del Acuerdo de la Secretaría de Salud, del floreroJorge Alcocer, por el que confirma la decisión de privilegiar a laboratorios externos sobre los nacionales en la compra de medicamentos, el embate del gobierno contra la industria farmacéutica local a la que, salvo su mejor opinión, intenta desaparecer, con los 45,000 empleos directos que ésta genera….
  • Y si algo faltara: en Chiapas, ayer, en la comunidad de Cotzilnam, Aldana, un grupo de activistas, vinculados a la diócesis de San Cristóbal de las Casas, que distribuía ayuda humanitaria —alimentos— a familias desplazadas por la violencia imperante en la zona, fue atacada con armas de grueso calibre “por un grupo paramilitar”, resultando herida una religiosa. Ufff…