Xalapa.-  Hay estados que han sido severamente afectados por la delincuencia y están luchando fuertemente por crear estrategias conjuntas que les permitan encontrar la forma más efectiva de combatirla. Es en ese ánimo de cooperación que ayer los gobiernos de Veracruz y Tamaulipas anunciaron la puesta en marcha de un plan de acción sin precedentes.

La zona fronteriza entre ambos estados es compleja, la acción de los cárteles ha hecho que los crímenes se ‘disparen’ de forma exorbitante, lo que ha provocado una disminución en el nivel de vida y en las actividades productivas de los estados, según las últimas cifras del INEGI.

Francisco García, anunció que su Gobierno invertirá 4 mil millones de pesos para construir paraderos seguros, así como para la compra, instalación y operación de 2 mil cámaras de vigilancia que serán ubicadas en puntos estratégicos de la región.

El programa de colaboración entre los dos gobiernos consistirá en una comunicación constante, además de la creación de una red de inteligencia que ayude a neutralizar desde lo más profundo a todas las organizaciones criminales que ahí se encuentran operando.