Tezonapa, Ver.- Ante el desinterés del alcalde Arturo Sánchez García, por reparar calles de la colonia Obrera de Motzorongo, pobladores viven un calvario para cruzar por la calle sindicalista y la 7 de mayo debido a las pésimas condiciones en que se encuentran.
La calle Sindicalista se ha convertido en un riachuelo de aguas negras por las constantes lluvias que han azotado en los últimos días y el agua sea anegado.
Las promesas de reparación de las calles iniciaron hace unos meses con la entrada de maquinaria pesada, pero la obra quedó en el olvido.

Para más información, adquiera mañana su periódico El Buen Tono.