Merida.- Desde Tinum, Yucatán, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, supervisó las obras del Tramo 4 del Tren Maya, que conectará las zonas de Izamal a Cancún.

Para el evento cerraron ambos sentidos de la carretera Merida-Cancún.

El Presidente apresuró su mensaje para no complicar más la circulación en la autopista, por lo que su discurso solo duró 16 minutos.

López Obrador aseguró que en este tramo el Tren Maya será totalmente eléctrico, sin generar emisiones nocivas para el medio ambiente.

Al presidente lo acompañaron la directora de ICA, el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila y el secretario de Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval.