Hong Kong.- Una supuesta viróloga de Hong Kong -que asegura haber escapado de su país el pasado 28 de abril para establecerse en Estados Unidos- acusa que las autoridades chinas sabían de la existencia y peligro del coronavirus desde antes de que estallara la emergencia en diciembre.

En una entrevista con Fox News, Li-Meng Yan aseguró que realizó una investigación al comienzo de la pandemia que, de haber sido escuchada por el gobierno de ese país, hubiera podido salvar muchas vidas.

De acuerdo con su testimonio, ella y otros investigadores que fueron los primeros en estudiar el virus sabían desde el 31 de diciembre que se contagiaba de persona a persona, aunque eso fue negado por la Organización Mundial de la Salud el 9 de enero, por lo que también los señala como cómplices.

“Sé cómo lo ocultaron”, aseguró a la cadena la científica y advirtió que muchos pacientes no recibieron diagnóstico y tratamiento a tiempo, además de que los médicos tenían miedo de hablar al respecto.

Cuando alertó sobre la propagación del virus no fue atendida e incluso el 16 de enero le pidieron expresamente guardar silencio y “que tuviera cuidado”.

Huyó de China pues teme por su vida

Por ello, aseguró, decidió huir de China, pues consideraba que su vida corría peligro y llegó a Los Ángeles el 28 de abril, donde habría recibido apoyo del FBI y ahora está escondida en algún sitio del país.

La viróloga acusó que las autoridades de su país han revisado su apartamento e interrogado a sus padres, además de a su esposo que se quedó en ese país, mientras que la Universidad de Hong Kong borró su página de internet y su correo electrónico, para eliminar todo rastro de su trabajo.

Por su parte, la embajada china en Washington niega conocer la existencia de Yan, de acuerdo con Fox News, además de que reiteró que el país se condujo siempre con transparencia.

Asimismo, afirma que el gobierno del país donde nació está tratando de destruir su reputación a través de un ataque cibernético con la esperanza de mantenerla callada.