CDMX.- La tradición de vestir al Niño Dios ha tenido algunas adaptaciones por la pandemia del COVID-19. Negocios del Centro Histórico ofrecen ya una versión del niño con protección.

“Estamos haciendo este Niño COVID con la intención de que la gente haga conciencia, de que se dé cuenta que realmente tenemos un problema muy grave en nuestro país“, dijo Felipe Garrido, sastre de Niños Dios.

En la calle de Talavera, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, ya está a la venta un modelo de Niño Dios con mascarilla y careta. El llamado Niño COVID.

Desde hace 46 años, Felipe Garrido, se dedica a vestir Niños Dios a petición de los clientes. Ahora, dice, los atuendos que confecciona rinden homenaje al personal médico que está en la primera línea de batalla contra el virus.

“Es un homenaje a los doctores, enfermeras y toda la gente que está delante de nosotros que si está muy difícil la situación porque hay gente que no lo cree”, dijo el sastre.

Y no solo es en México. En La Paz, Bolivia, una familia elaboró sus propios diseños. 

“Pero ahora por la pandemia estamos innovando con este modelo también para concientizar a la gente que tenga más cuidado y se proteja”, refirió Nancy Quispe, diseñadora de vestuario del Niño Jesús.

“Mi niñito está bien protegido, tiene su ropita de bioseguridad, está protegido con la mascarilla, así como yo estoy protegida”, concluyó Eloysa García, vendedora en La Paz, Bolivia.