• dos hombres perecieron al instante
  • Al parecer uno de ellos era empleado de un corralón, de donde se llevaron el automóvil en el que murieron… ¡les llega el karma!

CÓRDOBA.- Dos hombres que viajaban en un Volkswagen-Vento perdieron la vida, luego de que la unidad terminó desbaratada y con los cuerpos afuera del carro, quedando uno entre el monte y otro al borde del camino de terracería, debido a que circulaban a exceso de velocidad sobre la autopista México-Veracruz, a la altura del kilómetro 294 entre el trébol de Amatlán y trébol de la Luz Francisco I. Madero, acudiendo grupos de auxilio, así como autoridades estatales, ministeriales y de la Fiscalía Regional para tomar conocimiento y efectuar el levantamiento de los cadáveres.
A las 09:00 horas de este lunes, personal del número de emergencias 911 fue alertado por automovilistas, respecto a que a un costado del kilómetro 294 un vehículo Vento, placas de circulación YDW-872-A del estado, se había volcado e impactado contra unos árboles.
Elementos de la Policía Municipal y Estatal ubicaron en un camino de terracería el vehículo inservible, revisaron la zona y encontraron los cuerpos de Daniel García Solís, así como de Josué Andrés Solís Vargas, procedieron al acordonamiento del lugar, además de dar parte a las autoridades.
Personal de Capufe, oficiales de la Guardia Nacional así como peritos en Criminalística realizaron las diligencias correspondientes y el levantamiento de los cuerpos, los cuales serían trasladados a las instalaciones del Semefo en Córdoba, ya que hasta el cierre de edición sus familiares aún no
reclamaban los restos.
Asimismo, se pudo confirmar que el vehículo se lo robaron del corralón DACSA, cerca del kilómetro 292 de la autopista Veracruz-México, en donde uno de los ahora occisos trabajaba como gruero.
Las autoridades no han confirmado si las personas que viajaban en el automóvil son de la ciudad de Córdoba o de algún municipio aledaño, por lo que están trabajando para que en las próximas horas se tenga la
información oficial.
Por su parte, el dueño del vehículo al enterarse de que se lo habían robado, acudió a la Fiscalía Regional para presentar una denuncia por robo contra quienes resulten responsables.