XALAPA.- La burra no era arisca, dice el refrán que bien se le puede aplicar a Jorge Winckler, que ni amparado da la cara, así que, ni como exFiscal confía en la justicia del amparo.

Un Juzgado admitió el amparo 819/2019, promovido por Jorge Winckler, para no ser detenido.

Por su parte, el Fiscal Anticorrupción de Veracruz, Marcos Even Torres Zamudio, desde el 20 de junio de este año promovió un amparo para evitar ser detenido, también anda de huída.

Según el juicio de amparo 567/2019 promovido por Even Torres ante el Juzgado Décimo Octavo del Distrito Judicial de Xalapa, donde además busca protección contra una eventual orden de cateo e intervención de sus comunicaciones privadas.