• Ante saturación por pandemia
  • La nueva unidad atiende a 60 pacientes de Coronavirus, pero podría captar hasta 800 si la epidemia continúa en aumento.

Haifa.- A fin de atender a enfermos de Coronavirus, las autoridades de Israel abrieron ayer un hospital de campaña, que estará codirigido por médicos del Ejército.
De acuerdo con expertos en el tema, es una medida sin precedentes para reforzar el sistema de salud saturado.
La unidad opera en el Hospital Rambam, ubicado en Haifa y consta de una sala de control, donde monitorean a los pacientes por video) y otra subterránea que se encuentra en un ex estacionamiento que edificaron en 2006, luego de la guerra contra el Hezbolá libanés para servir de refugio.
El subdirector del nosocomio, Avi Weissman, indicó que la intervención del Ejército permitirá restablecer los servicios que fueron recortados por el trabajo que exigió el Coronavirus en la nación.
“Nos vimos en la necesidad de cerrar quirófanos, servicios ambulatorios y salas de cirugía ante el problema que enfrentamos”, expresó.