CDMX.- La Pandemia de Covid-19 ha provocado que el deporte esté parado en prácticamente todo el planeta. Sin embargo, dentro de todo lo negativo que ha causado esta enfermedad, hay una posibilidad de sacarle un buen provecho de cara al Mundial del 2022. 

Y es que la siguiente Copa del Mundo, que se jugará en Qatar en poco más de dos años se hará con fechas nunca antes vistas, ya que se disputará del 21 de noviembre al 18 de diciembre del 2022, para librar altas temperaturas de verano en ese país. 

Por ello, y ante la situación que se vive en 2020, una de las propuestas que ha comenzado a surgir, es que la actual temporada en Europa que se encuentra suspendida, se termine hasta octubre y noviembre, para que las siguientes dos se hagan también en año natural; de manera tal que inicie alrededor de febrero y marzo, para que termine entre octubre y noviembre. 

Ello con la intención de ir adecuando el calendario futbolístico para esa Copa del Mundo desde dos años antes; aunque de concretarse, para el 2021 las principales ligas tendrían que hacer un breve receso entre julio y agosto, ya que se realizará tanto la Euro como la Copa América.