La Procuradora de la capital mexicana y el Gobernador de Jalisco acusaron hoy a los gobiernos anteriores de haber ocultado de manera sistemática las verdaderas cifras de la violencia, con el fin de aparentar una disminución en los delitos.

Ernestina Godoy y Enrique Alfaro asumieron, respectivamente, los cargos de Procuradora y Jefe del Ejecutivo estatal de dos entidades que tuvieron un aumento de la violencia durante los gobiernos anteriores. Pero las cifras podrían ser mucho más graves, de acuerdo con ambas autoridades, que pertenecen a fuerzas políticas distintas.