Pidió hoy disculpas el Gobierno mexicano a la periodista Lydia Cacho, ya que reconocieron que se violaron sus derechos humanos cuando fue agredida en el año 2005 tras denunciar una red de pederastas ligada a empresarios y gobernantes, un hecho que quedó impune.

“Estamos aquí siendo consecuentes como gobierno con nuestra historia, con las omisiones y errores del pasado, estamos aquí para ofrecer disculpas a nombre del Estado mexicano a Lydia Cacho”, dijo la secretaria de Gobernación del país, Olga Sánchez Cordero.