Al menos 10 personas murieron y otras 20 resultaron heridas después de que un menor cargado de explosivos se inmolara este viernes en una localidad del este de Afganistán durante la boda de un sobrino de un importante miliciano local, que figura entre los fallecidos.

El atentado se produjo a primera hora de la mañana en el distrito de Pachir-Aw-Agam, en la provincia de Nangarhar, y las autoridades aumentaron el número de muertos a 10, incluido el suicida, y el de heridos a 20, afirmó a Efe el portavoz del gobernador provincial, Attaullah Khogyanai.

El ataque en el interior de una vivienda lo perpetró un adolescente cargado de explosivos y el objetivo era Hajji Turkhan, comandante de una milicia local que combate a la insurgencia, anotó el portavoz.