• En la calidad de vida

CÓRDOBA.- Se acerca el cambio de horario y, como cada año, será el último domingo de octubre cuando entre en vigor el horario de invierno. Por lo anterior, las personas deberán retrasar el reloj una hora.
Esto podría tener efectos en las personas, y entre los principales se encuentran la fatiga y la somnolencia a causa de no tener un sueño reparador, indicó Selene Verde Tino, de la Clínica del Sueño de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
“Yo me siento cansada en el día a pesar de haber dormido ciertas horas de acuerdo a mi necesidad, y esa somnolencia trae como consecuencia una afectación en la calidad de vida”, añadió.
Verde Tinoco, además, apuntó que también es posible que las personas sufran de cambios derivados de no dormir bien como consecuencia de una no adaptación.
“Los cambios de humor se presentan como irritabilidad sin tener una causa específica que lo detone”.
Otro de los efectos es en la apariencia física, pues puede verse disminuida, un signo de eso es la aparición de ojeras por la deshidratación del rostro. La experta dijo que “lo que genera este tipo de daños en la salud y vida de las personas es el cambio abrupto de un horario a otro”.
Para evitar afectaciones recomienda “tener una buena higiene del sueño, que es una serie de medidas que puede seguir cualquier persona”.
Detalló, se deben generar hábitos determinados para dormir y despertar.