La Navidad
  • Son 40 y padecen ictiosis

Nogales.- La higiene de 40 personas con ictiosis y la prevención de la enfermedad entre 300 familias de El Campanario, dependerá del buen funcionamiento de la red de agua potable recién construida por la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), destacó el Sector Salud.
Desde que se fundó la comunidad hace 70 años, considerada de las más pobres de Nogales, los pobladores han padecido la falta de agua; su única opción, caminar casi cuatro kilómetros para acarrearla del manantial Taza de Agua.
La gravedad de la falta del servicio básico radicaba en la afectación a los pacientes de ictiosis, enfermedad de la piel que les ocasiona resequedad y escamas, es hereditaria, sin cura y no contagiosa; ya que requieren higiene diaria para evitar las costras en la piel.
La CONAGUA aportó el 70 por ciento de los recursos de la obra y el 30 por ciento el ayuntamiento, proyecto de 2.5 kilómetros para llevar el líquido desde Taza de Agua a la localidad; de ahí que los habitantes están a la expectativa de que funcione al 100 por ciento para mitigar el problema de salud.

*el tip
Soluciones
La falta del recurso natural es un factor importante para la complicación de la enfermedad en la piel e impedía a los habitantes seguir las recomendaciones sanitarias actualmente con la pandemia de COVID-19 que se enfrenta.