El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, anunció hoy  que la ciudad no se abrirá hasta julio o agosto, debido a que la crisis por la pandemia de Covid-19 continúa.

De Blasio, expresó en conferencia de prensa, que en caso de regresar demasiado pronto a la normalidad, habrá un efecto boomerang que después volvería a haber un rebrote de los contagios.

En este momento he tenido en cuenta, y lamento decir esto, 7 mil millones y medio en ingresos perdidos, que ahora sabemos van a afectar a esta ciudad”, dijo de Blasio.