El alcalde de Tepic, Francisco Javier Castellón Fonseca, advirtió que esta capital podría ser el punto de contagio comunitario de COVID-19 más grave en el estado de Nayarit, luego de que se confirmara positivo a un joven trabajador de una tienda de muebles.

El alcalde explicó que a pesar de tener los síntomas del virus, sus jefes no le permitieron al joven dejar de trabajar y podría haber contagiado a sus compañeros de trabajo y clientes.