Cuitláhuac.- Luego de los hechos ocurridos el pasado domingo en la madrugada, donde se presentaron eventos de violencia, Ambrosio Borbonio Ane declaró a la televisora local, que los permisos para Judas se salieron de control, dado que de 300 aumento a 500, lo cual puso en descontrol el actuar de los jóvenes.

“Nosotros apoyamos la tradición, incluso hemos apoyado con la pirotecnia, el papel china o la tela para los trajes, que estaban destinadas para 300 personas y al final eran 500”, dijo el funcionario.

Borbonio Ane lamentó que con las acciones que se presentaron el pasado domingo en la madrugada, se de una mala imagen de Cuitláhuac, a nivel internacional, dado que al momento de los hechos se grababa un documental para producirlo en Brasil.

“Lo que quisieron es ponernos en vergüenza, principalmente a la administración, sin embargo, la tradición fue manchada con los actos violentos, mal aspecto que pudo haber quedado plasmado en un documental que será expuesta en Brasil”, refirió el edil.

Comentó que la construcción de la estatua en honor a esta tradición debe ser revalorada ya que “hace falta una mejor coordinación, orden y respeto a la sociedad”.

Borbonio Ane indicó que continuará estra tradición, sin embargo, administraciones posteriores a la suya deberán revalorar y modificar la estructura de la organización, ya que actualmente existe descoordinación y desorden, por lo cual no garantizan seguridad.

 

José Vicente Osorio

El Buen Tono