Superiberia

Córdoba.- Existen en el estado al menos 21 presidentes municipales con intención de convertir sus administraciones en dinastía al imponer a sus familiares (hijos, hijas, esposas, esposos, hermanos, etc.) como candidatos a las alcaldías, para así perpetuar su poder y continuar saqueando el erario.

De acuerdo a los registros que se han realizado hasta la fecha -en los Comités Estatales de los diferentes partidos-, PAN, PRI, PRD,  MORENA, MC y PES han incurrido en estas acciones de nepotismo.

En el caso de Córdoba, el gobierno municipal en turno presuntamente pactó con Guillermo Rivas, precandidato del PAN a la alcaldía, apoyo financieros, de estructura y logístico para que gane la elección a cambio de impunidad.

Vecino