Superiberia
  • Acusan pobladores de Tlaquilpa
  • La edil Martha Tentzohua Sánchez hace negocio con el vital líquido, acusaron habitantes a los que afecta.

Tlaquilpa.- Al menos 200 familias de la cabecera municipal llevan un mes sin el servicio de agua potable; pobladores denunciaron que la presidenta municipal, Martha Tentzohua Sánchez, lucra, antepone sus intereses y saca provecho de cuatro manantiales afectando a la población en general.
Indicaron que recientemente con recursos del Ramo 033, la actual administración pública adquirió el cuerpo de agua Malintzin, propiedad de Rutilo Cervantes, allegado a la edil, resultado de ello es que están vendiendo supuestas tomas de agua a los residentes en mil 500 pesos por cada contrato que se lleve a cabo.
Precisaron que esos recursos no ingresan con recibos oficiales a la tesorería del ayuntamiento, sino lo hacen de manera privada en su domicilio particular.
Aunque existen tres manantiales más que suministran al municipio, explicaron que persiste el problema de que las autoridades locales no han querido cubrir la cuota anual por la explotación del recurso natural, a pesar de cobrar a los usuarios por el servicio. 
“La negativa de las autoridades de cubrir lo correspondiente ocasionó que el dueño de las fuentes del vital líquido, Crispín Cervantes Sánchez, cerrara la tubería y cortara el paso del agua potable que se conduce en un tanque de almacenamiento”, expresaron.

Vecino