La agencia policial europea Europol alertó este viernes de la posibilidad de que el crimen organizado se aproveche de las expectativas de desarrollo de una vacuna contra la COVID-19, como ha hecho durante la pandemia para aumentar el tráfico ilegal de productos farmacéuticos, incluidas las vacunas antigripales.

Europol subraya en un comunicado que, mientras se estudian los fármacos candidatos contra la COVID-19, el crimen organizado “ya ha reaccionado para adaptar sus métodos y ofertas de productos” y la llegada prevista de la vacuna “ha inspirado actividades delictivas” que seguramente aumenten una vez esté disponible oficialmente en el mercado.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) detectó el pasado octubre una vacuna falsa contra la gripe, con un número de lote y fechas de vencimiento diferentes a las de los productos reales, y la farmacéutica que se decía fabricó ese producto confirmó que ni producía ni distribuía el mismo.