ORIZABA.- En un 15 por ciento ha subido la demanda de la venta de carne de cerdo y res en el rastro municipal por la contingencia sanitaria, informó el director de Desarrollo Económico, Raymundo Reynoso Limón.

Mencionó que debido al confinamiento en el que se encuentra la ciudadanía, principalmente orizabeña, a raíz del Covid-19 es que las amas de casa han preferido cocinar en sus hogares y no gastar en salir a algún restaurante.

“Hay personas que acostumbran cocinar sus almuerzos cuando no van a laborar y eso origina que la adquisición de este tipo de carne y el consumo sea aún mayor, y que en gran medida se beneficien a este rubro”, señala.

Recalcó que en el rastro municipal se cuenta con los protocolos de sanidad, desde la matanza del animal hasta cuando la carne es entregada a las respectivas carnicerías.

También dijo que a comparación del año pasado las ventas se han incrementado de manera considerable, al menos en los últimos meses, desde que inició la declaratoria de emergencia en la ciudad en el mes de marzo.

Comentó que la afluencia en los mercados municipales continúa a la alza, bajo las medidas establecidas en la nueva normalidad y por consiguiente hasta que el semáforo cambie a verde.