Tlaquilpa.- La población estudiantil está en una severa desventaja frente a alumnos de otras zonas, como en las urbanas, ya que tienen que luchar contra muchos obstáculos, cuando las herramientas para sus estudios son tan limitadas, pero tan fáciles de obtener, que la Secretaría de Educación (SEV), no ha solucionado este grave problema y la educación está siendo de una calidad muy baja, aunque hay sus excepciones, a esto se le añade que los libros de texto y cuadernillos no han llegado.

La gran mayoría de los alumnos de la zona serrana no está recibiendo la educación de calidad que ha anunciado la SEV, ya que las carencias como de luz, servicio de Internet, TV de paga, o incluso, contar con un televisor es muy frecuente en las zonas de más marginación, como las comunidades apartadas de alguna cabecera
municipal.

Los libros de texto que tendrían que estar en las manos de los estudiantes, de forma inexplicable no han sido distribuidos entre los interesados y no hay fecha concreta para la llegada de estos, aunado a que los cuadernillos, tampoco llegan.

Padres de familia están sumamente preocupados por la baja calidad educativa que se está otorgando a través de las clases en línea y señalan a la dependencia educativa como la responsable de no tomar en cuenta a los sectores indígenas.

Muchas familias están en las calles con sus hijos, quienes ya no están tomando las clases, porque simple y sencillamente no tienen forma de
hacerlo.