Comapa, Ver.- Un hombre fue asesinado de un escopetazo por sus mismos “amigos” de parranda la noche del domingo. La Policía no logró detener a los responsables.
El cuerpo fue trasladado a una funeraria de Huatusco, donde se le practicó la necropsia de ley, para finalmente, entregarlo a sus familiares para que le den sepultura según sus costumbres.