Ante las críticas recibidas por una supuesta indiferencia ante el tema de los feminicidios, aunadas a la rifa del avión, el Presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que no se detendrá en su lucha de transformar el país y terminar con “los males del neoliberalismo”. Afirmó también que no se va a quedar callado.

Durante su conferencia matutina, el Jefe del Ejecutivo federal aclaró que comprende la inconformidad de la oposición y respeta el derecho a disentir; pero que siempre va a defender su postura, pues piensa continuar con el proceso de transformación.

“Yo entiendo que haya inconformidad, que haya oposición y vamos nosotros siempre a respetar el derecho a disentir y desde luego el sagrado derecho a la manifestación, a la protesta, pero vamos a defender también nuestra postura”, explicó el primer mandatario.