La educación pública gratuita en todos los niveles es prioridad para el gobierno de la República aseguró el presidente, Andrés Manuel López Obrador, al fijar su postura en torno a la difícil situación económica por la que atraviesan colegios particulares en el país a causa de la epidemia del Covid-19.

El presidente López Obrador sostuvo que si bien las escuelas particulares viven momentos complicados por haber disminuido su matrícula a causa del desempleo, la primera responsabilidad del gobierno es con la educación pública gratuita.

Por lo que consideró que lo mejor es que el gobierno no intervenga y sean las mamás y los papás de los niños junto con los dueños de los colegios privados los que lleguen a acuerdos respecto de las inscripciones y colegiaturas.