Manifestantes y policías se enfrentaron hoy en la capital libanesa al poco de comenzar una protesta en la que miles de personas exigen frente al Parlamento la dimisión de las autoridades tras la explosión registrada el martes en el puerto de Beirut, que ha causado más de 150 muertos y cinco mil heridos.

La marcha se convocó frente al Legislativo y ya se están produciendo los primeros enfrentamientos con los policías, que arrojan bombas de gas y gases lacrimógenos a los manifestantes, mientras estos les lanzan piedras.

La protesta, convocada bajo el nombre de “Día de la Ira”, reúne a cientos de personas en la simbólica Plaza de los Mártires y, al grito de “Dimisión”, un grupo intentó entrar en el Parlamento a la fuerza.