La confrontación entre bandas y la actuación del Fiscal General de Guanajuato son lo que tienen hundida a la entidad en una severa crisis de inseguridad, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Reitero que las fuerzas armadas no van a dejar de tener presencia en Guanajuato, pues el gobierno no abandonará a su suerte a la población de la entidad.

“No vamos nosotros a abandonar al pueblo de Guanajuato, ya lo hemos dicho. Ayer lo expresé, tenemos elementos de la Secretaría de Marina, de la Secretaría de la Defensa Nacional, la Guardia Nacional, van a continuar protegiendo a la población. Es una situación muy grave lo que se está padeciendo en Guanajuato”, expuso el presidente en su rueda de prensa en Palacio Nacional.