Córdoba.- A pesar del llamado del sector empresarial hacia el gobierno federal para apoyarlos con las obligaciones fiscales ante la crisis del Coronavirus, el presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó que vayan a existir ni rescates ni condonaciones de impuestos.

El ejecutivo federal aseguró que tras la crisis que está viviendo el país por la pandemia del Covid-19, antes que nada deben ser protegidos los pobres 

“Condonar los impuestos significarían menos ingresos y menos recaudación para el país. Así era antes, no pagaban los de arriba y utilizaban de excusa la crisis, sucedió durante todo el período neoliberal, no pagaban impuestos y no hubo crecimiento económico”, subrayó el presidente.

El mandatario insistió en que su gobierno no tendría de dónde sacar para darle a los adultos mayores, a las niñas y niños con discapacidad, a campesinos y para otorgar créditos a las pequeñas empresas familiares, si aceptaran las disposiciones de los empresarios. Se dijo confiado en que se logrará una recuperación económica pronta “porque tenemos bases muy sólidas, muy sólidas en cuanto a la participación del trabajo y la entrega de nuestro pueblo y otros elementos, nos ayuda mucho el que se haya aplicado con anticipación una política de bienestar en beneficio de los pobres”.

Los empresarios han solicitado, entre otras cosas, diferir la presentación de la declaración anual, permitir el pago de impuestos en parcialidades y dar facilidades para el pago de luz.